El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
36% Hum
LMCipolletti

Ahora, el desafío es la organización

Cipolletti se transformó en la sede de la Fiesta Nacional de la Actividad Física, y el Municipio, junto con la comunidad, deberá generar las condiciones para cumplir con las expectativas.

Lo que ocurrió en la sesión del miércoles en la Cámara de Diputados es el resultado de aquello que se hablaba en la campaña electoral local del año pasado, cuando se planteaban los beneficios que podría traer para el municipio cipoleño estar bajo el mismo color político de los gobiernos provincial y nacional.
Fue así que, por ley, la ciudad se transformó en la sede de la Fiesta Nacional de la Actividad Física, distinción que le dará mayor jerarquía y un gran espaldarazo desde todo punto de vista no sólo a la multitudinaria Corrida de Cipolletti sino también al Congreso Internacional y al resto de los atractivos que acompañan la tradicional prueba atlética.
Incluso para el intendente Abel Baratti es una doble satisfacción, porque precisamente él es profesor de Educación Física y no un dirigente que proviene de la política tradicional. En su función de conductor de Deportes de la Municipalidad durante varios años, fue uno de los responsables de dar fuerza e impulso a este tipo de actividades.
Esta declaración le significa a la ciudad poder contar con recursos del Estado nacional que posibilitarán, por ejemplo, la llegada de espectáculos artísticos de primer nivel.
En este aspecto, y Baratti es bien consciente de esto, será clave no desvirtuar la esencia de este evento que es una apuesta fuerte a fomentar el deporte y la buena salud.
Ahora, el desafío que se avecina es muy grande. Para esto será fundamental que la organización no falle en ningún aspecto y que genere las condiciones para que la fiesta se convierta en un gran éxito.
 
Labor de la comisión, clave
Ya se está analizando la conformación de una comisión que será la encargada de llevar adelante todos los aspectos vinculados a la fiesta, pero está claro que será necesario que la comunidad en su conjunto, cada uno desde su lugar, acompañe la propuesta.
El primer paso será definir el espacio donde se instalarán los stands comerciales y en el que se realizarán los espectáculos culturales. Ya se están analizando algunas opciones, aunque el propio Baratti adelantó que la idea es que no esté alejado de la zona céntrica, donde se desarrolla la prueba callejera.
Luego habrá que prepararse para recibir más participantes e incluso de mayor jerarquía, que buscarán estar en la competencia principal, que desde hace años es la más convocante de toda la Patagonia.
Un detalle que no debe quedar librado al azar es el tema de la capacidad hotelera local, que queda colapsada cada vez que en la ciudad hay algún evento de envergadura o en períodos estivales, en los que el turismo de paso arriba para descansar y seguir viaje hacia la región cordillerana. El mismo desafío se planteará el sector gastronómico y comercial.
Lo cierto es que la Fiesta Nacional es una realidad y este es el momento para que Cipolletti demuestre que está a la altura de las circunstancias desde lo organizativo.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario