El clima en Cipolletti

icon
Temp
43% Hum
LMCipolletti

A caballo para agradecer a Ceferino

Un grupo de jinetes neuquinos va camino a Chimpay para celebrar el cumpleaños 124 del "Lirio de la Patagonia". La delegación está integrada por un adolescente y entusiastas trabajadores rurales.

Desde hace años, los fieles peregrinos recorren un poco más de 200 kilómetros en seis días para agraceder y pedir por sus familias.
 
Llevados por la devoción al beato Ceferino Namuncurá, varios jinetes neuquinos partieron este domingo desde Senillosa para llegar el próximo viernes a Chimpay y permanecer allí hasta el domingo 29 de agosto, cuando se lleve a cabo la principal celebración religiosa por el cumpleaños 124 del “Lirio de la Patagonia”.
La Mañana Cipolletti dialogó ayer por la tarde mano a mano con el grupo de entusiastas feligreses en la despensa y carnicería “El Vasco”, ubicada sobre la Ruta 22, en momentos que hicieron un alto para tomar “un refresco”.
Desde hace varios años, Alfredo López, Jorge Carrasco, César Carrasco, Joaquín Carrasco, David Ojeda, Mario Cuevas, Marcelo Contreras y Víctor “Sapo” Correa recorren casi 200 kilómetros para encontrarse con Ceferino y darle gracias por la vida y el trabajo.
Recorren por día un poco más de 30 kilómetros y tratan de no agotar a los fieles caballos, criados la mayoría en campos de la vecina provincia. Todos los jinetes trabajan en actividades agropecuarias y están ligados a chacras y campos de la región, ubicados en las cercanías de Neuquén capital, Senillosa y China Muerta.
Con sus boinas, pañuelos al cuello, bombachas de campo y alpargatas, exhiben lo más gauchesco del argentino y, a la vez, se enorgullecen de su paso lento pero seguro rumbo al lugar donde nació Ceferino.
Hoy tienen previsto llegar a Cervantes y por la noche, compartir un cordero asado con amigos. Coinciden todos que el tramo “más pesado” es Villa Regina-Chimpay porque no hay sitios para parar y deben concentrarse casi exclusivamente en la cabalgata.
 
Compromiso
Joaquín, con 13 años, es el integrante adolescente del grupo de jinetes, aunque sus marchas a la localidad vallemediense se vienen reiterando desde los ocho años. César, su padre, es el más bromista y, exhibiendo una cerveza, confiesa que “tenemos tentaciones en el camino”.
Para no tener inconvenientes, cuentan con el "apoyo logístico" de Jorge, un amigo que se traslada en una camioneta.
Tras su llegada el viernes, los peregrinos a caballo pernoctarán en el camping de Chimpay y participarán el domingo de las principales celebraciones.
“Todos los años estamos”, reiteraron a coro sobre el final de la entrevista, y dejaron la puerta entreabierta para que otros jinetes de la región se sumen a este “regalo de fe” que le hacen al beato Ceferino.
 
Operativo
Además de los neuquinos, pasado mañana partirá desde General Roca otro grupo de peregrinos a caballo. Asimismo, está prevista la llegada de varios jinetes de la región vallemediense.
Frente a este aluvión de feligreses, a los que se suman contingentes de ciclistas y peregrinos a pie, la Policía provincial ya trabaja en un gran operativo de prevención para evitar accidentes. Fuentes allegadas al municipio de Chimpay anticiparon que el mayor movimiento de peregrinos se concentrará entre el sábado 28 y el domingo 29 de agosto, con la posibilidad de que se reitere el número de varias decenas de miles de feligreses de años anteriores.
En cuanto al alojamiento, fueron dispuestos establecimientos educativos y casas de familia para los contingentes de escolares e instituciones religiosas. Los particulares tendrán la alternativa de pernoctar en hoteles de Choele Choel.

Dejá tu comentario