Más de 18 mil cipoleños habitan los asentamientos

En los últimos tres años la población de las tomas creció un 16%.

Guadalupe Maqueda

maquedag@lmneuquen.com.ar

Hay datos fríos de la realidad que son una trompada: sólo en Cipolletti, 18.200 vecinos viven en asentamientos irregulares y más de seis de cada 10 ocupaciones tienen en su interior o a escasos diez metros un factor de riesgo (la ribera del río o un arroyo, un camino de alto tráfico o las vías del tren).

Conocer la realidad para resolver es la misión de Techo a la luz de los números que arroja el relevamiento de asentamientos informales 2016, y en ese marco, la ciudad concentra más de la mitad de los barrios informales que georreferenció la organización social en el Alto Valle (donde hay 54).

Detrás de esos números que duelen, avergüenzan e incomodan, hay 3960 familias empobrecidas y desperdigadas en 28 asentamientos, uno menos que en 2013. Viven en hogares precarios y contiguos, prácticamente sin servicios básicos. También les falta la titularidad de las tierras y muchos tienen que recorrer enormes distancias para acceder a un hospital, a una escuela o a un jardín de infantes.

El 3,6 por ciento de la población que vive en hogares no habitables constituye una villa, en Auca Liwen. Techo la diferencia de los asentamientos porque se accede por medio de pasillos, no cuenta con espacios verdes, es escaso el suelo disponible y la densidad demográfica es mayor.

"Existen prácticamente los mismos asentamientos informales, pero con más familias viviendo”. Mariana Bascuñán Directora de Techo en Río Negro

En comparación con el registro de 2013, los referentes de Techo indicaron que sólo Puente 83 Sur no entró en el relevamiento, pues sus habitantes consiguieron el título de la propiedad, una de las variables que la organización tiene en cuenta para considerar un asentamiento informal. Aun así, se advirtió que en la ciudad la cantidad de vecinos que vive en estos sitios, lejos de descender, aumentó un 16%.

De acuerdo con las encuestas realizadas, hay 550 familias más que hace tres años atrás. “Existen prácticamente los mismos asentamientos informarles, pero con más familias viviendo”, comentó la directora general de Techo en Río Negro y Neuquén, Mariana Bascuñán.

La buena noticia es que no se formaron nuevas ocupaciones ni se dieron otros agrupamientos. También que en seis de cada diez vivan menos de 100 familias, lo que equivale al 59,3% y es visto por la organización como oportunidad para impulsar un trabajo conjunto que involucre a los vecinos.

Sin embargo, de sus conclusiones surge un dato que hace mucho ruido y es que las tomas no son un fenómeno de los últimos años, sino un problema de falta de políticas públicas. En Cipolletti tienen más de 23 años de vida, en promedio, pero ni por antigüedad son incluidas a la traza urbana.

Incluso, del relevamiento emerge otro indicador que derriba el mito de que las tomas en la ciudad fueron orquestadas por punteros políticos. “Casi siete de cada 10 asentamientos se constituyeron de manera espontánea y paulatina, es decir, no fueron organizadas”, sostuvo Bascuñán.

No obstante, destacó que en su devenir la mayoría al menos una vez se organizó para mejorar la calidad de vida del conjunto, sea para instalar un salón comunitario, tener un comedor o paliar una inundación. Eso lo hicieron siete de cada diez asentamientos y hay más ejemplos.

Los números son duros, pero conocer el relato en primera persona de una vecina pone la piel de gallina. “Hace nueve años que vivo en Martín Fierro y no fue una elección, fue la circunstancia”, sostuvo Miriam, y con la voz temblorosa se animó a contar su historia, que es la de cientos.

“Desde el primer día estamos trabajando en el tema y como vecino es una premisa personal erradicar la pobreza”.Aníbal Tortoriello Intendente de Cipolletti

El último recurso para tener dónde vivir

Hace nueve años, Miriam y sus dos pequeños alquilaban un departamento. Un día no pudo hacerlo más y antes de que la desalojaran fue a parar al barrio Martín Fierro. Fue su último recurso y los primeros tiempos fueron muy duros. Habituada al calor de un hogar, supo lo que es sentir más frío dentro de su casa que afuera. “No estaba acostumbrada a picar leña, hacer el fuego, no tener luz ni agua”, comentó.

Con el tiempo pudo comprar una lamparita. “Fue lo más lindo que tuvimos después de andar con velas”, agregó. La casa que aún habita quedaba al final del barrio, muy lejos de todo, y para guarecerse del frío helado, en épocas de invierno solía vestir a sus hijos con mucho abrigo, tanto, que ellos le preguntaban por qué lo hacía. Y la falta de agua siempre fue un problema. “Era salir todos los días con mis hijos a buscarla”, contó. Se refiere al agua para beber, porque la ropa la lavaba en el canal. En lo posible temprano, cuando la corriente viene más limpia.

“Mucha gente vive ahí porque no tiene dónde, no porque le guste”, sostuvo. Y se sienten solos: “Más que pedir y esperar no podemos hacer otra cosa”.

La vecina participa de una mesa de trabajo y sumó su aporte a la construcción del salón comunitario. Dice que allí la vida es difícil, pero que no tienen la oportunidad de tener un lugar mejor. “Uno pelea, pero la circunstancia a veces no te lo permite. Yo creo que se puede si todos nos unimos. Con un poco de ayuda de todos esto puede mejorar”, concluyó.

Relevamiento

En tres años casi no hubo cambios

La directora regional de Techo, Soledad Balan, reconoció que desde el primer relevamiento que hicieron en 2013 al segundo, este año hubo muy pocos avances. “Tenemos una Argentina que nos preocupa, donde 2 de cada 10 personas de Cipolletti viven en asentamientos y sus derechos son vulnerados. Desgarra tanta injusticia social”, sostuvo. Junto a la referente zonal Mariana Bascuñan y la directora del Centro de Investigación Social, Marina Morgan, consideraron que es una problemática de gran magnitud que debe ser prioridad en la agenda de los gobiernos y que el camino a seguir pasa por integrar a estas familias a la trama urbana. “Es complejo, pero no imposible”, acotó Bascuñan. Por su parte, el intendente Aníbal Tortoriello aseguró: “Como vecino y cristiano, erradicar la pobreza es una premisa personal”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído

SERVICIOS

Teléfonos útiles Cipolletti

Hospital
477-0030
Policía
477-8811/8803
Bomberos
478-3117/1304
Central de emergencias
109

Teléfonos útiles Neuquén

Hospital Castro Rendón
449-0800/443-4545
Hospital Heller
449-0797/798
Hospital Bouquet Roldán
442-5105
Policía
442-3222
Bomberos
442-2212 / 442-5105
Subprefectura
442-2686
Defensoría del Pueblo
442-2251/449-1200/448-3747
Gas Emergencias
0810-999-0810
Gas Reclamos
0810-555-3698

Teléfonos útiles Plottier

Hospital
493-3157/6098
Policía
493-3198
Bomberos
100

Teléfonos útiles Allen

Hospital
452530/453650
Policía
450501
Bomberos
450223

Teléfonos útiles Centenario

Hospital
489-8862
Policía
489-1527
Bomberos
100

Teléfonos útiles Villa Regina

Hospital
461-277/463-706
Policía
461-285/118
Bomberos
461-477/999

Teléfonos útiles General Roca

Hospital
435852/850
Policía
436721
Bomberos
422484

Teléfonos útiles Villa Regina

Hospital
461-277/463-706
Policía
461-285/118
Bomberos
461-477/999

Teléfonos útiles Cinco Saltos

Hospital
498-0336
Policía
498-0238
Bomberos
498-0360

Teléfonos útiles Chos Malal

Hospital
421433
Policía
421241/269
Bomberos
421555

Teléfonos útiles Cutral Co

Hospital
496-1488
Policía
496-1198
Bomberos
496-1413

Teléfonos útiles Plaza Huincul

Hospital
496-4995
Policía
496-3186
Bomberos
496-5863

Teléfonos útiles Zapala

Hospital
431-555 / 431-428
Policía
421-302/213
Bomberos
422-704

Encuesta

¿Creés que fue racista Pamela David al elogiar a la familia Macri por ser "blanca, hermosa y pura"?